La influencia de las emociones negativas en la salud



En los últimos años, la comunidad científica ha logrado demostrar que las emociones, al igual que ciertas enfermedades, repercuten en la salud física y mental de los individuos. Hasta el momento, los investigadores se habían centrado en la influencia de la salud física en las emociones positivas, prestando menor atención al proceso en sentido inverso. Sin embargo, en la actualidad, los profesionales han comenzado a estudiar los efectos que provocan las emociones negativas a todo nivel.



La salud es un proceso en el que tienen relación factores sociales, psicológicos y biológicos. Este estado de bienestar generalizado no es responsabilidad exclusiva de un solo grupo o especialidad profesional. Por ello, es fundamental que los profesionales estén altamente capacitados y actualizados. En este sentido, la maestría en medicina integrativa supone un recurso fundamental pertinente para ofrecer una mejor atención a los pacientes en base a la última evidencia científica.


La salud no es sólo la ausencia de enfermedad, sino que ha de entenderse de una forma más positiva, como un proceso en el que tienen mucho que ver los comportamientos y el estilo de vida de una persona o comunidad, por el cual las personas desarrollan al máximo sus capacidades.


Es por eso que no se debe pasar por alto cómo influyen los procesos psicológicos de tipo emocional en la salud. Tanto las emociones positivas como las negativas, así como el estrés, influyen en la salud.


Está demostrado que las emociones negativas, como la ansiedad, la ira o la tristeza, son adaptativas para el individuo. Sin embargo, en ocasiones encontramos reacciones patológicas en algunos individuos, debido al desajuste en la frecuencia o intensidad de estas. Cuando este fenómeno se produce, suele venir acompañado también de trastornos de la salud, tanto a nivel mental como físico.


Las patologías psicológicas, que alcanzan niveles de tensión altos tienden a producir cambios en la conducta, de manera que se olvidan los hábitos saludables como el ejercicio y una dieta adecuada. De este modo se desarrollan conductas adictivas y perjudiciales para nuestra salud.


Una de las claves a la hora de entender la repercusión que tienen las emociones en el ser humano es la conceptualización del proceso emocional. En este, aparecen dos filtros entre la situación interna o externa que desencadena el proceso y la manifestación de las emociones en el sujeto.


La función adaptativa de las emociones va a depender de la evaluación que la persona haga del estímulo, es decir, del significado que le dé a este, y de la respuesta de afrontamiento que genere. Son varios los componentes emocionales que intervienen de manera desadaptativa. Un ejemplo claro es la frecuencia y aparición de la ansiedad, una de las manifestaciones más comunes en los tiempos modernos en los que la dinámica de la vida se hace cada vez más acelerada.


Las emociones mantienen niveles de activación fisiológica intensos, que pueden causar el deterioro a muchos niveles.

Por otra parte, la ansiedad influye en el desarrollo de enfermedades infecciosas, ya que, cuando los niveles de tensión son más altos, existe un mayor riesgo de incidencia de estas patologías. Por ello, es fundamental que los profesionales sanitarios sepan guiar a sus pacientes a reconducir estas emociones negativas, que provocan consecuencias tanto a nivel mental como físico.


Estudios recientes sugieren que los pacientes con enfermedades tales como asma, hipertensión, cefaleas crónicas y dermatitis tienen una mayor probabilidad de presentar niveles altos de ansiedad e ira que el resto de la población. La alta actividad psicológica suele estar asociada con un cierto grado de inmunodepresión, lo que nos vuelve más vulnerables al desarrollo de enfermedades infecciosas, (gripe, herpes, covid 19 etc) o de tipo autoinmune.


La salud es un complejo proceso sustentado en la base de un equilibrio biológico, psicológico y social, ya que la salud y la enfermedad son estados que se hallan en equilibrio dinámico, y están co-determinados por variables de este tipo.

Por su parte, las emociones son procesos psicológicos que, frente a una amenaza a nuestro equilibrio físico o psicológico, actúan para devolver todo a la normalidad, ejerciendo así un papel de constante evolución y adaptación. No obstante, en algunos casos, las emociones influyen en la contracción de enfermedades. La función de las emociones depende de la evaluación que haga cada persona de los estímulos que pone en peligro su equilibrio, y de la respuesta que genere para afrontarlo.

0 vistas

Carrera 17 # 22N-06

Barrio Laureles

Armenia, Quindío 

(Colombia)

 

Tel:(6) 7353727

Cel: 314 806 7960

HORARIO DE ATENCIÓN: 

Lunes -Viernes : 8am - 12pm / 2pm - 6pm

Sábado: 8am - 12pm  

580b57fcd9996e24bc43c543.png

 Síguenos en: 

  • #salud
  • #wellness
  • wellness